Prevención de enfermedades periodontales

Prevención de enfermedades periodontales

La mejor forma de prevenir las enfermedades periodontales es mantener una correcta higiene oral. Esto significa mantener en el mínimo posible los niveles de placa bacteriana. En determinadas personas, a pesar de tener una correcta higiene, puede existir una predisposición al desarrollo de problemas de salud que requiera unos cuidados preventivos más específicos. Esta predisposición puede estar relacionada con los hábitos de salud de cada persona (hábitos alimentarios, tabaco, alcohol, etc.), con las características microbiológicas de su boca, con problemas de salivación, con problemas de carácter inmunológico o con otros problemas de salud general, como la diabetes. Una parte muy importante de nuestro trabajo es adecuar la estrategia de prevención a las particularidades de cada persona. Visítanos para que podamos informarte y asesorarte de forma personalizada.

=

El papel de las revisiones

Las enfermedades de encías no suelen provocar dolor. Si los cuidados preventivos en casa no son del todo eficaces y las encías enferman, no vas a recibir un aviso en forma de dolor. Esto significa que muchas situaciones de enfermedad de encías pueden pasar inadvertidas y progresar hasta tener consecuencias irreversibles, como la pérdida de dientes. Para evitar esta posibilidad sólo tienes que acudir periódicamente a tu dentista o periodoncista, para que podamos revisar la salud de tus encías. Si algo no va bien, es muy importante detectar los problemas lo antes posible. Esto nos permitirá solucionarlos de manera más sencilla y rápida, con tratamientos menos invasivos, menos molestos, menos costosos y de menor duración.

 

=

La higiene oral en casa

El objetivo de las medidas de higiene oral es reducir la cantidad de placa bacteriana. La placa bacteriana es una nociva capa de bacterias que se forma continuamente sobre los dientes. Estas bacterias producen ácidos que atacan y debilitan el esmalte dental, provocando la aparición de caries. Además la presencia de placa bacteriana en la proximidad de las encías provoca su inflamación y posteriormente la destrucción progresiva del hueso y los demás tejidos que sujetan los dientes.

Para controlar la placa bacteriana en la boca disponemos de dos tipos de métodos:

correcta higiene oral
  • Métodos mecánicos: incluyen el cepillado y la higiene interdental mediante el empleo de hilo dental o cepillos interdentales. Estos métodos mecánicos son los más eficaces en la eliminación de la placa bacteriana acumulada, y en la prevención de enfermedades dentales y periodontales. Por tanto, no pueden ser sustituidos por ningún otro método de higiene, siendo necesaria su aplicación diaria (cepillado tres veces al día, higiene interdental al menos una vez al día). Todos sabemos cepillarnos, pero no siempre lo hacemos bien. El cepillado y la higiene interdental son eficaces sólo si consiguen eliminar los acúmulos de placa bacteriana. En caso contrario, la placa bacteriana residual seguirá siendo capaz de provocar caries, inflamación de las encías y otros problemas derivados de estos (dolor, pérdida de dientes, problemas de salud general, halitosis, etc). La eficacia de estos procedimientos depende de la forma en que utilizamos el cepillo y los dispositivos de higiene interdental. Existen diferentes técnicas de cepillado y de higiene interdental, y una vez más es muy importante adecuar la técnica a la situación particular de cada paciente. No sólo la técnica, también el tipo de cepillo y el tipo de dispositivo de higiene interdental. Se trata de optimizar la eficacia de la higiene, y también de evitar lesiones: utilizar una técnica, un cepillo o un dentífrico inapropiados puede provocar problemas como recesiones dentales o destrucción del esmalte. Esto es extensible a los métodos de higiene interdental. Adecuar la estrategia de prevención a cada caso implica, entre otras muchas cosas, enseñar a cada paciente a higienizar su boca de la manera más eficaz y segura posible, atendiendo a las particularidades de cada caso. Esta es una parte fundamental de nuestro trabajo. Evaluamos la higiene oral de todos nuestros pacientes, implementamos cambios cuando es oportuno, mostramos detenida y reiteradamente la forma idónea de efectuar la higiene, y revisamos periódicamente la eficacia del cepillado y la higiene interdental. 
  • Métodos químicos: existe una amplia variedad de colutorios, dentífricos, geles, sprays, etc, que complementan a los métodos mecánicos. Por una parte, existen productos antisépticos que llegan a los lugares más inaccesibles de la boca, ayudando a limitar los acúmulos de placa bacteriana y a prevenir problemas de salud dental y periodontal. Por otra parte, además de antisépticos existen productos para situaciones más específicas, como problemas de salivación o problemas de halitosis, entre otros. Por tanto, a pesar de su carácter complementario, en algunos casos el empleo de estos productos es crucial para recuperar o mantener la salud oral. Visítanos para saber qué productos son convenientes en tu caso. Este asesoramiento es importante, ya que no todos los productos están indicados en todos los casos; es importante conocer los efectos secundarios y la efectividad de cada uno de ellos antes de gastar dinero y tiempo.

Más vale prevenir. Ven a vernos, revísate y permítenos ayudarte a cuidar tu boca de forma personalizada.

Slow dentistry

En ocasiones se considera la palabra «rápido» sinónimo de eficiencia. Nosotros apostamos por todo lo contrario. Entendemos que nuestros pacientes requieren tiempo para ser comprendidos y para ser informados. Dedicamos a cada paciente el tiempo que necesite para comunicarnos sus inquietudes, ofrecerle soluciones, explicarle las diferentes alternativas y asesorarle en la toma de decisiones. Del mismo modo, invertimos todo el tiempo y los recursos que sean necesarios para planificar detalladamente cada tratamiento, y para llevarlo a cabo con mimo y precisión.

Valores de la clínica dental
Clínica Flores Carral - Periodoncia e Implantes en Toledo

Dirección:

Avda. de Europa nº 20 - 45003 TOLEDO

Contacto:

Teléfono:

925.625.990

Móvil:

695.395.397

Horario:

Lunes - Viernes:

10:00 - 15:00

Martes - Miércoles - Jueves:

10:00 - 19:00

Call Now Button